LA MAGIA Y EL SABOR POPULAR CUMPLEN 104 AÑOS

Línea de Fuego de manteles largos.

Por: Guillermo Santana Zendejas

¿Cuántos de nosotros no hemos recorrido las calles de la Línea de Fuego en busca de algún artículo o nada más para pasear con la novia, familiares o amigos? 

El tianguis ha visto pasar generaciones de familias completas, así como también generaciones de comerciantes, quienes han encontrado un trabajo para llevar sustento a su hogar, apoyar a la economía local y hoy pueden hasta estudiar una carrera o convertirse en pequeños empresarios.

El tianguista ha ido de la mano con el crecimiento de la ciudad, desde pequeños comerciantes en pórticos, plazas y calles aledañas a templos y jardines, hasta formar laberintos de calles con productos de todo tipo.

Los tianguis son torres multicolores de sabores, sonidos y olores, es imposible resistirse a no caminarlos y sonreír por las ocurrencias de los comerciantes que invitan a los clientes a comprar con coplas, dichos vivarachos y picantes albures.

Sin embargo, ser tianguista no es sencillo, es un trabajo arduo, que requiere entrega, pasión y respeto por la profesión.

SE MODERNIZA TIANGUISMO

Jesús Tellez Cabrera dijo a BANDANET que están muy contentos por cumplir 104 años y ser la línea más antigua, más conocida y más tradicional de la ciudad y del estado de Guanajuato con una agrupación de más de cinco mil comerciantes en los 50 tianguis que tienen en la ciudad.

“Esto nos compromete a trabajar con más calidad y sobre todo para que los comerciantes tengan mejores oportunidades para desarrollar sus negocios. Ahorita estamos bajando programas y proyectos para ellos, desde programas de equipamiento, becas, préstamos para invertir, proyectos de salud y la aplicación de programas de desarrollo social de gobierno del estado, esto no se tenía y tampoco fue fácil ya que por muchos años hemos luchado y logrado que la Línea de Fuego tenga este prestigio”, señaló.

Recordó que antes, el comercio era muy satanizado y se veía como un estorbo, cuando han sido una solución a la falta de empleo y buenos salarios, lo que los convierte en una alternativa hacia una vida digna.

El líder de los tianguistas afirmó que ya no solo son tianguistas si no también son empresarios porque generan salarios y riqueza como parte de una cadena productiva.

“Estamos trabajando para las próximas generaciones, los empresarios nos atacaban y ahora nos ven como hermanos, hemos buscado profesionalizar a los tianguistas con carrera técnica de mercadotécnica, donde los hijos y los comerciantes pueden cursarla y ser reconocidos por la SEP con cédula profesional, también promovemos la activación física y la salud de los comerciantes. Estamos trabajando y aún tenemos mucho por hacer”, concluyó.